OTRA DE PELÍCULA...


12 de agosto de 2017

           

            Ese domingo salimos muy temprano de las Puentes porque el objetivo era llegar a la primera función del cine Jalapa que estrenaba la película LA VUELTA AL MUNDO EN 80 DÍAS, basada en la novela del escritor francés Julio Verne, siendo la atracción principal, el debut en el cine de Hollywood del gran Mario Moreno Cantinflas, nacido el 12 de agosto de 1911. 

            El filme, producido en 1956 y que desde el inicio disfruté, dejó estampada en mi memoria, la escena donde Mr. Phileas Fogg (David Niven) y su recién contratado criado francés, llamado Passepartout (Cantinflas), se elevan en un globo aerostático y al paso por una montaña toman un puñado de nieve. 


            En realidad en esta novela, no aparece algún viaje en ese artefacto, eso sucedía en otra ficción también de Verne llamada "Cinco Semanas en Globo"


              En toda la cinta abundaron las aventuras, las acciones, la energía donde los personajes fueron muy bien caracterizados; ahí se apareció en un bar de San Francisco Frank Sinatra tocando el piano, en otra escena, Luis Miguel Dominguín aparece toreando con el gran mimo; ahí aprendí entre otras cosas la seriedad y puntualidad del inglés, el buen humor y la ligereza del criado, la clase de geografía por los lugares que transitó la pareja y lo más importante de la enseñanza fueron las 24 horas que inconscientemente ganan por viajar al encuentro del sol, es decir, nuestros personajes ven pasar el sol 80 ciclos por el meridiano, mientras los londinenses lo habrían visto 79 veces, sirviendo este argumento para el epílogo de la película..


               Terminada la función, todavía con la luz del día, el paseo continuaba en la terraza del parque Juárez, se prolongaba a tomar un café con leche y pan en el restaurante de chinos que estaba sobre la calle de Enríquez, rematando en el abordaje del “Excélsior” en la calle de J.J. Herrera para emprender con singular alegría el regreso a nuestra casa.

               Don Mario Fortino Alfonso  Moreno Reyes, siguió siendo mi ídolo y tuve oportunidad de deleitarme con toda su producción cinematográfica, costumbre que sigo practicando cada vez que se me presenta la ocasión.


               Amigos, nos vemos pronto y como dijo Don Mario que dijo Napoleón: “El que parte y reparte, le toca su Bonaparte”

               ¡Ánimo ingao...!


               Con el respeto de siempre. Julio Contreras Díaz


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Minuta del 5 de septiembre

Documental "María Enriqueta: hija predilecta de Coatepec"

El panteón municipal, primera parte.