Entradas

Cerro Cuajilote

Imagen
Por Jorge Vela Para los pueblos mesoamericanos, los cerros eran profundamente simbólicos: contenían el agua y los alimentos, elementos que daban sustento a su sociedad. En la medida que la geografía lo permitiera, las urbes se estructuraban entorno a dichas prominencias. No es de extrañar que sigan presente en el imaginario colectivo de los pueblos contemporáneos.      En el municipio de Jilotepec, existe una elevación que recibe su nombre de una especie vegetal sumamente abundante de la zona. El cerro Cuajilote alude a un árbol que habita en la selva baja caducifolia y cuyo fruto comestible se asemeja al cacao. Es muy probable que el antiguo señorío prehispánico de Xilotepec recibiera su nombre en alusión a este cerro, y no del brote de maíz tierno como lo refieren otras hipótesis. Los restos más evidentes de antiguos poblamientos se hallan dispersos por la vertiente oriente: basamentos, muros y tallas nos remiten a una ocupación estratégica.      La cima se ubica por arriba de los 15

Monumento a Benito Juárez

Imagen
Por Jorge Vela       El 21 de marzo de 1959, se develó en la cabecera municipal, un monumento en honor a Benito Juárez, expresidente al que se le reconoce como defensor de la república e instaurador de las leyes de reforma. El acto solemne fue uno de los primeros eventos públicos de la administración municipal 58-61, presidida por el profesor Gilberto Martínez Hernández.       El gestor del evento fue la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos, cuyo apoyo a Martínez Hernández se había hecho patente desde 1955, año en el cual el profesor ingresó a la vida política. Se determinó que la ubicación más adecuada para la escultura sería el jardín de la Escuela Primaria Benito Juárez, mientras que el diseño consistía en un busto colocado sobre una columna fasciculada. Con ello se refrendaba la gratitud coatepecana, es especial del sector sindicalizado, a tan ilustre personaje.       El acto se realizó un día sábado frente a una nutrida concurrencia. Se contó con la presencia de di

Conferencia “Ilustrando a los Habitantes del bosque de niebla”

Imagen
  El miércoles 13 de abril de 2022, en Casa de Cultura de Coatepec, se presentó la conferencia “Ilustrando a los Habitantes del bosque de niebla”, la cual tuvo por objetivo compartir el corpus grafico que la arquitecta e ilustradora Dulce Monserrath Sánchez Guzmán ha conformado a lo largo de 2 años de trabajo.   En palabras del arquitecto Jorge Vela, su presentador, el material explora otra faceta del quehacer cultural de las vertientes del Cofre de Perote pues, contribuye a revalorar el enorme potencial natural en función de las especies en peligro de extinción.                 Sánchez Guzmán precisó que su gráfica no solo busca nutrir el sentido de identidad y aportar fundamentos para la preservación histórica, también ha tratado de democratizar el acceso al conocimiento a través de la virtualidad contemporánea disponiendo. Con ese objeto, parte importante del corpus es posible observarlo en las redes sociales.                 Como resultado de su labor, la ilustradora ha publica

Coatepec presente en la Batalla de Cerro Gordo

Imagen
 Por Jorge Vela La Batalla de Cerro Gordo es un episodio de la intervención estadounidense en México, cuya confrontación se realizó el 17 y 18 de abril de 1847. El ejército mexicano, numéricamente superior, no pudo vencer a las fuerzas extranjeras, sin embargo, las acciones de la Guardia Nacional de Coatepec fueron loables. Los coatepecanos destacaron, tanto por su participación valerosa en el campo de batalla, así como por socorrer heridos y dispersos tras el enfrentamiento. Dicho gesto, símbolo inequívoco del alto civismo de los compatriotas, debe renovar en nosotros el amor por la patria y por nuestros conciudadanos .      Durante el siglo XVIII, los Estados Unidos ejecutaron una política expansionista que aumentó su territorio con la anexión de Florida y Luisiana. Posteriormente, la Unión intentó comprar Texas, recibiendo una rotunda negativa del gobierno mexicano. No obstante, los estadounidenses motivaron la independencia de la provincia, declarada en 1836, y en 1845, la anexaron