FE, ESPERANZA Y CARIDAD


1 de agosto 2017 martes

           

             Al mes de agosto, lo escolta la alegría y el optimismo, es tiempo de reflexión y evaluación de los proyectos, planes y metas que con anterioridad se establecieron.

            El Martirologio Romano (catálogo de mártires y santos), reafirmado en el Concilio Vaticano II y editado nuevamente con la venia del Papa Juan Pablo II en los albores de este siglo, nos señala la celebración de las santas  Fe, Esperanza y Caridad.

                Sus nombres, también se encuentran en martirologios antiguos, como el de la Iglesia Latina, y en el rito bizantino, cuyos doce libros, equivalentes a cada uno de los meses del año, integran el  MENAIA.

                En las versiones meramente legendarias que han llegado, se encontró que en el reino de uno de los cinco emperadores BUENOS, Publio Elio Adriano, una romana llamada SOFÍA (sabiduría), fue martirizada por sus creencias cristianas al igual que a sus tres hijas, PISTIS, ELPIS Y ÁGAPE (Fe, Esperanza y Caridad), enterrando sus restos en la vía que conduce de Roma a Pisa, llamada Aurelia.

                En otro grupo de mártires  —tiempo después—, aparece SAPIENCIA (Sabiduría) y sus tres compañeras, SPES, FIDES Y CÁRITAS (Fe, Esperanza y Caridad), padeciendo persecución y muerte por causa de la misma devoción y los restos de estas cuatro celebridades son sepultados en la vía Appia, la misma que une a Roma con Bríndisi en el mero tacón de la bota italiana

                Sean de un grupo, o sean de otro, lo cierto es que hoy en día, la Sabiduría nos ha orientado a practicar estas virtudes teologales, hecho que comentaremos en otro espacio y en otro tiempo.

                Amigos, Juan Pablo II siempre insistió que “animados por el espíritu, comuniquemos la esperanza”.

                ¡Ánimo ingao…!

                Con el respeto de siempre Julio Contreras Díaz


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Minuta del 5 de septiembre

Camino Virreinal Xalapa-Coatepec/ Recorrido histórico

Pacona García Batlle a 63 años de su partida