LAS INDIAS (Primera de tres partes)

            El Archivo de Indias, los Reales Alcázares, La torre del Oro, la Puerta de la Macarena y Santa María de la Sede, Catedral de Sevilla, la que aloja a la torre de “La Giralda” en la meritita Comunidad Autónoma de Andalucía, son Patrimonio Histórico de la Humanidad; esta catedral aposenta la tumba de Cristóbal Colón. Una mañana, nuestro hispalense guía, nos describió el monumento señalando el féretro, cargado en hombros por cuatro reyes de armas que simbolizan a los cuatro reinos de España.

           Los que cargan atrás, son los reinos de Aragón y de Navarra; los que cargan adelante, el reino de Castilla y el de León. Nos insistió que apreciáramos el detalle de una granada asomando su encarnada granazón incrustada al piso por la lanza del rey de León, alusión al sometimiento del reino de Granada. En ese mismo elemento, se distingue el bronce lustroso en la punta del zapato del mismo rey de León, consecuencia de la la tallada para “la buena suerte” que le dan los miles de visitantes. Muy atentos a la charla del postillón, éste nos relató los CINCO viajes de Colón a lo que el navegante creía que eran “LAS INDIAS” y al replicarle que fueron cuatro, nos contó la AVENTURA completa:

            Cristóforo Colombo, genovés nacido hacia el año de 1445 (otros dicen que en 1451), se aficionó por navegar y a conocer a detalle todo el Mediterráneo. Una vez siendo amigo de los portugueses, éstos lo pusieron a prueba para que dirigiera el timón junto con ellos a la isla de Madeira y bordear todo el Continente Africano.

            Don Cristóforo, luego de que tradujo su nombre al castellano, y se hizo llamar Cristóbal —el que lleva a Cristo— a pesar de lo limitado de sus estudios, se le dio eso de la Cosmografía y dedujo la redondez de la tierra, situación que al platicarla, lo tildaron de chiflado, estrafalario y hereje. Aún con estos descalificativos, no lograron robarle el sueño, y más se aferró a la teoría de que navegando una distancia fácil hacia el Oeste, alcanzaría las costas del Este de Asia. —No se equivocó, afirmó el guía y nosotros con un movimiento de cabeza, lo aprobamos.

            Amigos, ya verán que esta histerieta continuará. Tengan un feliz fin de semana y recuerden que “LA DUDA ES LA MADRE DEL DESCUBRIMIENTO”.

            ¡Ánimo ingao…!

            Con el respeto de siempre Julio Contreras Díaz.

            El DJ ya está preparando los tamales para Todos Santos

            http://youtu.be/cBbYNBGUtEI


Enviado desde mi iPad

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Minuta del 5 de septiembre

Documental "María Enriqueta: hija predilecta de Coatepec"

El panteón municipal, primera parte.