Revista no. 3 del Círculo: ¡Todos a bordo!. El ferrocarril Jalapa - Teocelo

La historia del ferrocarril de vapor Jalapa-Teocelo está enmarcada dentro de la política nacional de su momento que veía en las vías férreas el factor primordial para el desarrollo económico del país. Para lograrlo, se favoreció la inversión extranjera y el interés de los grupos regionales quienes miraban a las vías de comunicación como un reglón sumamente atractivo. Desde los gobiernos de Juárez y de Lerdo, se decía escuchar el clamor entre los habitantes de la República para modernizar los medios de transporte, quienes al ver construido el Ferrocarril Interoceánico y posteriormente “El Piojito”, vieron materializado una conexión con los mercados internacionales. Las casi cinco décadas de operación y la distinción de ser el primer transporte de propulsión mecánica que dio servicio en Coatepec, Xico y Teocelo, encumbraron a “El Piojito” como un elemento icónico dentro de la memoria colectiva.
  
 Si bien hoy, ante los nuevos avatares del progreso, las líneas ferras se posicionan nuevamente como proyectos nacionales privilegiados, en nuestra región los testimonios sobre su pasado se diluyen aceleradamente como si la historia fuera más un obstáculo que una veta valiosísima que aprovechar. La voz de los viajeros, lo emblemático de los paisajes y las muchas actividades entorno al transporte son una referencia desde la cual podemos entender los enormes esfuerzos que hicieron posible su proeza. Esta edición es invitación atenta a mirar un pasado para replantear nuestro futuro.  

   Para complementar nuestro viaje en tren, “Díaz”, ficción histórica, y “El milagro”, retrato mínimo de un pueblo, están listo para emprender la aventura. Una vez anunciado este itinerario, ¡todos a bordo!.

La edición virtual de la revista es totalmente gratuita y puede consultarse en :No. 3 Año 1.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

La reforma educativa de Carlos A. Carrillo y Matías Rebolledo en Coatepec, Ver. (2° parte)

La reforma educativa de Carlos A. Carrillo y Antonio Matías Rebolledo desde Coatepec, Ver. (1° Parte)

José María Tapia: artista de la lente