Material Rodante de la “Jalapa Railroad and Power Company”, 1898 – 1926.


Por José Antonio Flores Jácome


La necesidad de transportar materiales cada ves más rápida y eficazmente generó los novedosos artilugios como los trenes a vapor que sorprendieron a la gente desde el siglo XIX y hoy en día, siguen siendo de utilidad en muchas latitudes. Algunos le llamaron “El caballo de hierro”, otros “La Bestia”; en la región se apodó el ferrocarril como “El piojito”; con sus pesadas maquinas arrastraba un gusano de hierro que serpenteaba las montañas cubiertas por el bosque de niebla en la región de Xalapa, Coatepec, Xico y Teocelo, rodaron por los rieles café, caña de azúcar, naranja y textiles en sus carros de carga y personalidades distinguidas se transportaron en sus coches de pasajeros. Ver una locomotora de vapor en acción debió ser todo un espectáculo: despidiendo vapor de los cilindros, humo arrojado de la chimenea, su sonido rítmico inconfundible y el silbato de timbre inolvidable. Por 47 años reinaron los rieles de nuestra región, ahora impera la nostalgia de los coatepecanos y vecinos que los abordaron y disfrutaron el verlos rodar. Pero ¿cómo eran? ¿quién los construyó? y ¿cuándo? 

Continuar leyendo el articulo y más fotografías en: https://bit.ly/3eukxXG

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La reforma educativa de Carlos A. Carrillo y Matías Rebolledo en Coatepec, Ver. (2° parte)

La reforma educativa de Carlos A. Carrillo y Antonio Matías Rebolledo desde Coatepec, Ver. (1° Parte)

José María Tapia: artista de la lente