Las visitas científicas del Instituto Geológico de México. Terremoto de Quimixtlán 1920.

Por Jorge Vela

Segundos después de que el temblor de Quimixtlán sacudiera la frontera poblano-veracruzana, el Observatorio de Tacubaya en la Cd. de México registró el fenómeno telúrico a las 9 h. 48 min. 03 s. del día 3 de enero de 1920. Tales instalaciones estaban en proceso de recepción por parte del Instituto Geológico de México que, en ese momento, incorporaba la Red Sismológica nacional a su dependencia. A pesar de las dificultades propias del momento de transición, el jefe de departamento y director ing. Leopoldo Salazar Salinas, organizó que diversas comisiones se desplazaran a la zona damnificada con la intensión de recabar datos, valorar la situación física y contribuir con su conocimiento a las obras de reconstrucción. 

 El primer recorrido visitó a mediados de enero Jalapa, Coatepec, Teocelo, Cosautlán, Barranca Grande y Patlanalán; la segunda a mediados de marzo, surcó San Andrés Chalchicolula, Saltillo Lafragua, Chilchotla y Patlanalá; la tercera ocurrida en abril, visitó ambas rutas.

Iglesia Parroquial de Saltillo Lafragua, Pue. y colegio de niñas.
Fachada de la iglesia al poniente.
 Torre caída al norponiente. Pórtico del atrio caído al norte.

A través de relatos y evidencia física, los científicos pudieron reconocer que el epicentro estaba localizado en una zona de la Sierra Madre Oriental, comprendida entre el Pico de Orizaba y el Cofre de Perote, espacio que desde tiempo atrás había sido escenario de numerosos temblores; si bien la mencionada porción se ubicó entre las poblaciones de Patlanalá, Chilchotla y Atotonilco, las afectaciones se extendieron por los antiguos cantones veracruzanos de Jalapa, Coatepec, Huatusco, Cordoba, Orizaba y Jalacingo, así como el otrora distrito poblano de Chalchicomula.



Comentarios

Entradas más populares de este blog

La reforma educativa de Carlos A. Carrillo y Matías Rebolledo en Coatepec, Ver. (2° parte)

La reforma educativa de Carlos A. Carrillo y Antonio Matías Rebolledo desde Coatepec, Ver. (1° Parte)

José María Tapia: artista de la lente